ASAMBLEAS POR LA EQUIDAD

8M - 2018

 

En el marco del Día Internacional de la Mujer, los tres Poderes del Estado de Mendoza dieron lugar a la III Asamblea por la Equidad, la cual tuvo como finalidad abrir un espacio de expresión y reflexión  para la ciudadanía en general.

De la actividad participaron más de ​80 oradoras y oradores, quienes ocuparon las bancas del recinto para exponer respecto a tres ejes:

  • Transformación Cultural para una Mayor Equidad
  • Equidad en el Ámbito Laboral
  • Equidad en los Ámbitos de Representación

 

 

METODOLOGÍA

Dentro de los tres ejes mencionados, se analizaron específicamente las temáticas de:

  1. Acceso Laboral y Equiparación Salarial
  2. Corresponsabilidad en Tareas de Cuidado y del Hogar
  3. Ecosistemas colaborativos para la autogestión de empleo
  4. Espacios de atención de la primera infancia
  5. Cupo y Paridad de género
  6. Cambio cultural para una sociedad sin violencia
  7. Prevención y abordaje del abuso sexual en mujeres, niñas, niños y adolescentes

De esta forma, las propuestas y opiniones de los y las oradoras de la III Asamblea por la Equidad fueron recogidas mediante la metodología de “Árbol de Problemas”, a través de la cual se dio un orden a las propuestas surgidas dentro del encuentro, y a partir de la cual se elaboraron las 10 Línes de Acción 2018, como ejes de trabajo para el resto del año.

 

DIAGNÓSTICO DE LOS TRES EJES

En lo que respecta al eje “Equidad en el Ámbito Laboral” se trabajaron específicamente las temáticas de:

  • Acceso Laboral y Equiparación Salarial
  • Corresponsabilidad en Tareas de Cuidado y del Hogar
  • Ecosistemas colaborativos para la autogestión de empleo
  • Espacios de atención de la primera infancia

La preexistencia de un sistema patriarcal dominante resulta la causa fundamental por la cual se detecta la preeminencia de estereotipos de género que limitan la libertad de las personas e insuficientes políticas de inclusión con perspectiva de género. A su vez, dichos problemas se traducen en flagelos tales como violencia institucional, feminización de la pobreza y dificultad para el ascenso y desarrollo profesional, los cuales deben ser enfrentados por las mujeres y el colectivo LGBTIQ.

 

El eje de “Equidad en los Ámbitos de Representación” trabajó principalmente respecto a la temática de Cupo y paridad de género.

La existencia de un enfoque androcéntrico, excluyente y discriminatorio, se traduce en una falta de incidencia real de las mujeres y del colectivo de LGBTIQ en los espacios de poder y de toma de decisiones. Esto resulta fundamental para poder visualizar porqué las mujeres tienen dificultades en la participación política y, por lo tanto, escasa representación activa de las mismas en los ámbitos de decisión sindicales, políticos y empresariales. Asimismo, estas cuestiones se reflejan en la falta de consideración del colectivo femenino en el diseño de políticas públicas.

 

La “Transformación Cultural para una Mayor Equidad” tiene como causa inicial la cultura condicionante machista, la cual termina por traducirse en violencia institucional, la cosificación de la mujer y en los femicidios.

La cultura atraviesa toda la vida de los individuos, forma nuestras maneras de ver el mundo y nos enseña a enfrentar nuestro rol en la sociedad de una determinada manera. Trabajar con ella implica focalizar en la forma en que percibimos e interpretamos la realidad, y resulta ser la base sobre la cual se establece todo un sistema de creencias que puede habilitarnos o limitarnos en nuestros objetivos y anhelos. Por esto resulta esencial trabajar desde esta mirada para lograr una verdadera equidad de género en nuestra sociedad.